A la cárcel y mordido por un rotweiller

0

Claudio Maya (22) fue trasladado en las últimas horas de la comisaría 14 de Alvear a la cárcel de Encausados de San Rafael luego de ser descubierto infraganti. Además del accionar policial, el sujeto terminó en las manos de los efectivos

gracias a la intervención de un rottweiler. El socio en las andanzas, Isaac Guajardo (20) también fue apresado pero después recuperó la libertad. En ambos casos el juez de Instrucción de General Alvear, Néstor Murcia, les atribuyó robo agravado en grado de tentativa. En tanto para Maya la situación será más complicada porque además tiene que responder por otras cuatro causas por apropiarse de lo ajeno.

Además de ese episodio, la división Investigaciones dio Andrés Sosa (18) conocido en el ambiente como «el pericote» por la sustracción de una moto. El allanamiento se produjo en el barrio Soemga de Alvear y La causa está tipificada como hurto agravado.

Vida de perros

El hecho, un tanto curioso y cinematográfico en el que cayeron Maya y Guajardo se produjo en un domicilio de calle Lavalle, a pocos metros de Pedro Escudé de Ciudad.

Los vecinos percibieron movimientos raros en la casa en plena siesta y de inmediato dieron aviso a la policía. En cuestión de minutos se presentó personal de Narcocriminalidad y la unidad de Investigaciones y los agentes se encontraron que los delincuentes continuaban dentro de la propiedad haciendo de las suyas.

Sorprendidos por la presencia policial, los individuos se dieron la fuga por arriba de los tapiales. Guajardo llegó nuevamente a la calle pero fue detenido a los pocos metros cuando trataba de esconderse debajo de un puente.

En cambio Maya se lanzó a correr raudamente por los techos de las viviendas aledañas. El final de película se dio cuando el muchacho intentó ocultarse en el patio de una de las casas sin notar que la mascota de la familia era un rottweiler.

«Con el primer mordisco le sacó la zapatilla y con el segundo se le quedó con el buzo, no le daban las manos para volver a trepar la pared y cuando salió lo estaban esperando», contó una fuente de policial.

Además de ese robo en particular, la policía ligó a Maya con otros hechos similares perpetrados días atrás y por los que ya había estado detenido. Este cúmulo de causas inclinó la balanza para que el magistrado le negara la excarcelación y lo enviara al penal sanrafaelino.

Dejar respuesta

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.