Con el «cuento del tío» les roban 70.000 pesos a dos abuelos

0

Un matrimonio de ancianos fue víctima de una inescrupulosa pareja que con el cuento del tío les robaron unos $ 70.000. Fue en la mañana de este domingo en la casa ubicada en Estanislao Zeballos 661 de ciudad. Lo sufrió Salvador Quiroga Otín y su esposa, ambos de casi 80 años. Malvivientes escaparon en un auto blanco. La causa está caratulada como «hurto simple».

La causa está en manos de la policía de Investigaciones y a cargo del fiscal de instrucción Mauricio Romano.

Según los datos que aportaron Osvaldo Quiroga (79) y su esposa Cesarina (79), la pareja de delincuentes llegaron en un VW blanco con los vidrios polarizados. Eran de contextura física grande y de unos 40 años.

El domingo a eso de las 11 de la mañana, los desconocidos golpearon a la puerta y se presentaron como amigos de Marisa, la hija del matrimonio que reside en Mendoza.

Los individuos se ganaron rápido la confianza de los ancianos con la excusa de que estaban de vacaciones e iban rumbo a San Luis y como estaban de paso por Alvear, necesitaban dejarles un dinero que les había enviado la hija.

Con un ardid bien preparado, una vez que ingresaron a la casa, la pareja se repartió el trabajo: mientra él entretenía a Osvaldo en el patio,  la mujer se dedicó a convencer a la anciana de que tenía que dejar a resguardo el efectivo.

“Quiero ver donde la guarda porque su hija nos pidió que la dejáramos toda la plata junta.. Nosotros cumplir con lo que nos pidió Marisa que es dejarla junto a la que tienen guardada..» insistió la «amable» visitante.

Lamentablemente Cesarina accedió al pedido y la condujo hasta la lavandería, levantó una tapa en el piso y dejó a la vista el sobre con los ahorros familiares.

En ese instante, la ladrona se deshizo de la anciana con un empujón, con un grito dio la orden y ambos delincuentes huyeron raudamente en el automóvil con un sobre repleto de euros y dólares por un valor aproximado de $70.000.

Inmediatamente se formalizó la denuncia, se incrementó la vigilancia en los puestos fronterizos, se solicitó la solicitó la colaboración de la policía sanrafaelina y se emitió una circular a las provincias limítrofes.

Por los datos certeros con que se manejó la pareja, los investigadores están convencidos que alguien cercano a la familia ofició de entregador pero por el momento no tienen apuntado a nadie en particular.

Como el robo se produjo sin ningún tipo de violencia, la causa está caratulada como “hurto simple”.

 

 

 

Fuente: Diario Uno

Dejar respuesta

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.