El Día de Campo con los Tucu Tucu

0

Poco más de 1000 personas vivieron la antesala de lo que será la XXXI edición de la Fiesta Nacional de la Ganadería que se desarrollará del 9 al 13 de mayo en Alvear. El día de campo fue todo un éxito y sirvió de trampolín para presentar las actividades de una gran feria ganadera que el paso de los años ha convertido en el emblema de la actividad.

Lo que en principio fue un simple agasajo la prensa se convirtió en un evento más que integra el calendario oficial de la feria. Periodistas invitados, autoridades y cientos de vecinos de la región disfrutaron de una jornada al aire libre, que este año tuvo como punto de reunión la estancia La Colonia, de Aldo Serro a 27 kilómetros de Alvear por la ruta provincial 171.

 

“Tengo 67 años y he tenido 16 campos pero ya estoy cansado por eso decidí quedarme en mi provincia y enfocarme en este campo, que es chico (2.400 hectáreas) pero es el futuro de la ganadería en esta zona, el engorde bajo riego”, contó a la pasada don Aldo.

Los más madrugadores comenzaron la jornada campestre con el típico desayuno criollo, mate o yerbeado y tortas fritas recién cocidas.


Para calentar el ambiente, en el sector de corrales los gauchos demostraban sus destrezas arriba de los potros y luego se dio paso a lo que fue el manejo de la hacienda. ¡Ah, la pucha!” fueron algunas de las expresiones que se escuchaban cuando los peones, ataviados con la vestimenta típica y coronada de la infaltable boina, realizaban el capado de los terneros. Pialada, marcado a fuego y también la vacunación de los animales fueron parte de las demostraciones que efectuaron los hombres de campo.

Bajo la gigantesca carpa montada en medio del casco del campo, los comensales degustaron un exquisito locro criollo seguido de los infaltables costillares, la marca registrada de la Fiesta y un ícono que identifica al departamento. Todo regado con vinos finos de bodegas de la zona y ajironado con la música de Coco Martos y Roberto Pérez, las glorias de los Tucu Tucu que regresaron a los escenarios del país después de una larga ausencia. El cierre del show estuvo a cargo del conocido cómico, Beto Moya.

El Día de Campo contó con 3.000 pasteles, 70 kilos de masa de tortafritas, se emplearon 100 kilos de grasa para freir, 150 litros mate cocido, 400 litros de locro, unos 1.500 kilos de carne y 4.500 kilos de leña para asar los costillares

Para los anfitriones, la jornada superó largamente las expectativas y fue la mejor puerta de entrada para el evento mayor que tendrá lugar del 9 al 13 de mayo en el predio ferial. “La fiesta de campo cada vez se hace más grande y nos llena de orgullo, ahora ya estamos en la recta final y ahora los esperamos a todos en la Fiesta”, dijo Miguel Santolín presidente de la cámara de comercio del departamento, entidad organizadora de la feria.

Campeonato nacional de alambradores

Aunque parezca curioso, los alambradotes también tiene la oportunidad de demostrar sus habilidades en una competencia, el campeonato de alambradores que organiza Acindar y se podrá ver en la Fiesta. Los participantes deben armar varios metros lineales de un alambrado tradicional de 7 hilos (5 lisos y 2 dos de púas) y colocar dos varillas suspendidas por claro. El jurado evaluará la linealidad y tensado del alambre, la colocación de las varillas suspendidas, la calidad general del trabajo y la utilización de los elementos de seguridad.

Ganadería en serio

“En el año 1981 nació esta idea de la feria porque por entonces no se reconocía la ganadería en la zona de Mendoza y en el 82` hicimos la primera fiesta con mucho sacrificio y desde entonces hubo mucha aceptación de todos los productores”, contó jorge “coco” Beltramone uno de los fundadores de la feria del ternero mendocino, hoy fiesta nacional. 
Para el ganadero, la feria fue la forma de demostrar que “la ganadería en Mendoza se hace en serio” y “esperamos que los gobernantes lo crean así. Y se puso como meta “producir lo que consume la provincia, es necesario que se pueda cerrar el ciclo, desde la cría hasta el animal terminado}” aprovechando que “la ganadería se desplaza a zonas áridas porque es un lugar donde no se puede hacer soja”, expresó.

Tres años

Transitando la recta final para que de inició la gran fiesta del oeste argentino, el presidente de la cámara de comercio empezó a marcar el camino por donde irán los reclamos hacia el arco político provincial y nacional.
Aunque “los discurso quedan para el almuerzo tradicional”, dijo Miguel Santolín, no le esquivó al bulto y reclamó “políticas ganaderas de mediano y largo plazo”.
“Eso es la ganadería, trabajar hacia adelante porque para tener un ternero listo para el gancho se necesitan 3 años de inversión y si no tenemos previsión no se puede trabajar”.


Fuente UNo San Rafael

Fotos gentileza Domingo Rufay

Dejar respuesta

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.