Se cayó -otra vez- la chance de bajar la ley 7722

0

Hasta hace un par de días todo hacía suponer que estaban dadas las condiciones políticas y los consensos para avanzar en la reforma de la ley 7722 que prohíbe el uso de sustancias tóxicas en la explotación minera, sin embargo, a mitad de camino, otra vez todo volvió a foja 0.

En el PJ argumentan que el oficialismo no quiere pagar el costo político que supone reformarla y que esperan acordar con el gobernador electo, Rodolfo Suarez, una política minera. En la UCR, el mismo gobernador Alfredo Cornejo abrió el paraguas y rescató «si no hay consenso masivo -que por ahora no está- no habrá reforma».

En el inicio de la última semana de sesiones con la actual conformación de ambas cámaras de la Legislatura, todo lleva a pensar que si se da una reforma de la ley protectora del agua, será ya en la gestión de Rodolfo Suarez.

Ocurre que pese al intento oficialista de avanzar con los dos proyectos de reforma que el año pasado presentaron los peronistas Alejandro Abraham y Juan Agülles, imprimiéndoles cambios en las sustancias que se permitirían usar en la explotación minera y en cómo se harían los controles ambientales, el respaldo del PJ finalmente no prosperó. Eso hizo que no se consiguieran los dos tercios de la Cámara de Senadores que era necesario para tratar la reforma.

A fines de la semana pasada la senadora nacional y ex candidata a la gobernación, Anabel Fernández Sagasti, se reunió con los 5 intendentes del PJ y acordaron la unificación de los bloques y también que darían la discusión de la reforma pero siempre y cuando el electo gobernador expusiera cuál sería su política minera.

Este lunes asambleístas por el agua se manifestaron en distintos puntos del Valle de Uco y el Sur provincial en contra de la reforma de la ley.

«Acá todos quieren jugar a la reforma, pero nadie se quiere manchar con la pelota. Esto no puede hacerse a escondidas, es necesario que se plantee con un acuerdo político grande, en el marco de una política de Estado, con los dirigentes de todos los partidos y los técnicos necesarios», señalaron desde el PJ.

En el radicalismo también patearon el problema hacia afuera. «No se va a tratar la reforma. Son proyectos del peronismo y ahora son ellos los que no los quieren tratar. Ellos deberían dar las explicaciones de porqué», dijo notoriamente molesto, el presidente provisional del Senado, Juan Carlos Jaliff.

Este martes, los asambleístas y ambientalistas, se manifestaron en el Legislatura en contra de la reforma, y su presencia generó que la Casa de las Leyes fuera vallada.

Fuente Diario Uno

Dejar respuesta

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.