Por las elecciones Cornejo sale a comprar vino para levantar el precio

0

Desde Junín, el gobernador Alfredo Cornejo anunció este jueves algunas medidas para el sector vitivinícola. En concreto, el Estado provincial le pagará $ 11 por litro de vino tinto en dos pagos a 30 y 60 días a partir de la semana que viene, durante 6 meses, con una estimación de compra de entre 15 y 20 millones de litros por mes.

La intención es «llegar con los precios tonificados a la próxima cosecha», indicó el mandatario provincial.

«Once pesos es mejor que ocho», indicó José Maria Llaver, referentes de productores independientes la zona este de Mendoza y agregó que «(la medida) es válida en los momentos y tiempos en los que estamos viviendo».

Llaver apuntó contra la propia industria al decir que «no tiene por qué valer 8 pesos, hay stock pero no mucho más vino que hace 2 años atrás. El litro de vino debería estar en los $15. El Estado está metiendo plata en una industria en donde si no hubiera tanta maldad por parte de algunos sectores, no tendría por qué poner plata. Son tan avarientos y como quieren pisarle la cabeza al productor, el Estado tiene que salir al salvataje de los precios».

«Es la única industria que vende a 10 meses, en cualquier otra industria o sector todos te pagan al contado y en dólares. Los productores a Fecovita le vende a 13 meses, otras grandes bodegas a 6 u 8 meses. Cuando el productor cobra el último cheque le pagan con un atado de cigarrillos», comentó.

Por su parte, Gabriela Lizana, integrante de la Asociación de Productores del Oasis Este de Mendoza, aseguró que «la medida es un parche, aunque sirve cuando la situación del sector es gravísima. Es tardía, porque el dinero para las labores en las fincas ya se desembolsó».

«Es netamente electoralista», calificó la medida quien también es candidata a intendente de Rivadavia y en gran parte, los beneficiarios serán productores de San Martín, que el domingo eligen jefe comunal y el resto de la provincia elige gobernador o gobernadora el 29 de septiembre.

Lizana trajo a colación el Fondo Anticíclico que impulsó el Gobierno provincial en donde «si hubieran entrado las uvas tintas, quizás no estaríamos ahora con esta medida. No se sabe cuánto stock hay, algunos dicen que es de 300 millones de litros, y otros de 150, entonces si vos intervenís sobre 150 y hay 300, la medida no es efectiva».

«El Estado debe con poder político y económico solucionar los problemas estructurales que tiene la industria, hemos pedido un observatorio de precios para tener precios de referencia porque vemos que del productor a la góndola cada vez aumenta más», expresó.

Sebastián Lafalla, presidente de la Cámara de Agricultura, Industria y Comercio de Tupungato, coincidió en decir que «es tardía» pero además agregó que «no sirve, porque al productor no va a recibir nada de esto. El Estado no puede ser bodeguero, no existe en el mundo eso».

Dejar respuesta

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.