Lo que el viento se llevó…

0

El fuerte viento que se presentó ayer en todo el sur mendocino provocó una gran cantidad de inconvenientes, sobre todo en San Rafael, donde se suspendieron las clases para el turno mañana en todos los niveles educativos. No hubo lluvias pese al ingreso del frente polar.

A primera hora de este martes se confirmaba que en Alvear sí se dictarían con normalidad. El viento que tuvo ráfagas de hasta 60 kilómetros por hora a la hora 23 generó mucha molestia y preocupación en la sociedad alvearense.

Algunos árboles cayeron en la zona de Calle Larga y La Guevarina generando el corte momentáneo de la ruta 143. En nuestro departamento hubo algunas ramas que se quebraron en la zona de La Marzolina y Alvear Oeste. En el barrio Jardín si se cayó un árbole completo por lo que estuvo trabajando personal de la cooperativa Cecsagal y Defensa Civil. También se rompieron algunos carteles publicitarios y hasta sucumbió un cartel indicador de avenida Roque Sáenz Peña y Agustín Alvarez.

Afortunadamente no hubo que lamentar heridos, según las primeras informaciones, pero se volaron varios nylon que oficiaban como techo en algunas precarias viviendas de la zona de la Costa del Atuel y la Isla Gorostiague.

Pasada la medianoche la situación empezó a normalizarse con la caida de los parámetros del viento hasta quedar en calma pero llamó la atención que en algunas zonas de Bowen hubo nevizca por escasos minutos, sobre todo en la zona de La Escandinava.

En San Rafael cayeron cerca de 50 árboles, vidrios de escuelas rotos y hasta voladura de techos completos en viviendas humildes.

El pronóstico indica que hoy se estaciona el frío polar y se extenderá por una semana aproximadamente con madrugadas muy frías, con heladas generales, y máximas que no superarán los 12/13 grados.

Dejar respuesta

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.