Sigue triunfando: Agustín Loser en la cima del Voley

0

El bloqueo final de Agustín Loser, seguramente quedará en la memoria de muchos, es que el “gorro” del central alvearense al cubano Melgarejo marcó el punto final del tie break 18/16 y con ello, Bolívar logró su octavo título y se consagró campeón de la Liga Argentina de Voleibol. El equipo conducido por Javier Weber se impuso a Obras Sanitarias, en un tremendo partido por 3/2, luego de estar abajo 0/2, en su propia estadio, República de Venezuela.

De esta manera Agustín Loser volvió hacer historia. Es que el pibe de 21 años, se convirtió en el primer jugador del voley mendocino en coronarse campeón en esta competencia, además de ser el primero en jugar estas finales.

La coronación del Celeste en la temporada 2018/2019 de la máxima competencia nacional llegó, tras un partido para el infarto, donde los sanjuaninos dominaron  antes de la incontenible reacción local, que se extendió hasta el 3/2 (20/25, 19/25, 25/23, 25/13, 18/16) que desató el sufrido festejo de la hinchada bonaerense.

Agustín Loser, actual central de la Selección Argentina, fue sin dudas una pieza fundamental en el sexteto dirigido por Weber, ya que ocupó la titularidad. El jugador  nacido en General Alvear volvió a exponer en los momentos álgidos, una personalidad excepcional. Algo que alguna vez manifestó el ex técnico de Argentina, Julio Velasco.

Justamente con el mítico entrenador, Velasco, llegó su primera experiencia al seleccionado mayor (jugó 15 partidos seguidos de titular en la Volleyball Nations League (VNL) en el equipo Argentino en 2018.

A partir de esos momentos fue creciendo su figura, tanto que Javier Weber lo sumó al plantel en Las Águilas. El pibe no falló y comenzó a ocupar la titularidad en este Bolívar, que sumó su título número 8.

Una camada de chicos que puede dar que hablar, dado que además, Loser se consagró campeón mundial Sub23 hace dos años, teniendo en cuenta que es el único título que tiene el voley argentino.  

Es decir que Agustín es uno de los privilegiados de ser campeón del mundo, con una plantel nacional. 

En 2015, junto al entrenador mendocino, Luis Testa- en esos días técnico del seleccionado Sub 18 nacional- Loser logró su primer medalla de plata.

Es que, el sexteto dirigido por Testa, logró el subcampeonato mundial en Resistencia, Chaco tras perder la final frente a Polonia, por 3/2.

Luego también se consagró campeón Sudamericano con la Sub 18 en Bariloche y finalmente, participó del Mundial de Italia de mayores en 2018.

Nunca jugó en un equipo del voleibol del Gran Mendoza, excepto en la Selección Mendocina de menores, dirigida por Luis Testa, quien fue quien los sumó a los equipos argentinos.

A sus 16 años tomá la decisión de instalarse en Capital Federal,  donde jugó varias Ligas A-2, con la Selección y luego pasó a Ciudad de Buenos Aires, y jugó su primera Liga A-1.

En la final en el estadio República de Venezuela, el mendocino volvió a exponer su temple cuando “las papas arden”.  No le tembló el brazo ni el pulso.

El partido para Bolívar no era para nada favorable y el panorama era bastante desalentador. Pero trabajando el punto a punto a partir del tercer set, el equipo de Javier Weber fue exponiendo calidad, en una final que era épica y cuando los sanjuaninos se aprestaban a celebrar.

Bolívar la remó desde atrás, con el histórico Negro Ocampo. El norteño sacó filo a sus ataque cuando  Obras se había adelantado en el tercer set, 18/21,  y Las Águilas empataron en 22. Apareció Hierrezuelo en el saque y descontaron 25/23 (1/2).

La esperanza en el equipo de Tinelli revivió y lo aplastó en el cuarto parcial a San Juan .

El bloqueó fue fundamental y Loser tuvo su gran momento junto a Pablo Crer y lo cerró 25/13.

Obras salió con todo y se adelantó 4/1 y 8/5 . Pero otra vez aparecieron Martínez y Madaloz y descontaron 10/12, La figura del mendocino volvió a resurgir, con un saque empató el partido 13/13.  Punto que le allanó el camino a la gloria a Las Águilas.

El jugador le dedicó el triunfo a los alvearenses

El jugador se mostró feliz del logro, tras el partido le dedicó el triunfo a sus padres y a General Alvear, lugar del que Agustín se siente muy orgulloso.

El grandote del Sur indicó: “Fue algo increíble, de película. Cuando lo veamos de vuelta, no lo vamos a poder creer. Estaban siendo superiores a nosotros en todo momento, pero lo dimos vuelta pensando punto a punto. Lo mismo en el quinto, que también íbamos perdiendo. La verdad, es que estoy feliz y se lo quiero dedicar a mis padres y a toda la gente de General Alvear”.

Fuente: Diario Los Andes

Dejar respuesta

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.