Y un día llovió en Alvear…

0

Después de muchas semanas sin agua abundante, desde las clásicas tormentas de verano, una vaguada generosa trae algo de alivio para la región con casi 30 milímetros.

Sobre todo en la zona de secano, de campo, donde la ganadería la pasa realmente mal por la falta de pasturas y los caminos destruidos por la notable sequía de los últimos meses. Esto ha provocado que muchos productores tengan que malvender parte de su stock de animales para que no mueran por falta de comida. Igual, llevará «varios meses» de lluvias importantes para revertir la problemática.

Además, muchos han tenido que recurrir a máquinas o tractores ya sean propios o contratados para poder ayudar a los camiones a salir hasta las rutas mas consolidadas. En algunas propiedades las picadas o caminos ganaderos están intransitables con un «talco» generado por la tierra con faltante de humedad de mas de 30 centímetros.

La lluvia comenzó pasado el mediodía del miércoles y fue abundante por unas 12 horas. Luego se pasó a una llovizna muy suave que «regó» toda la región.

A partir de la tarde-noche de este jueves la situación se normalizará para dejar de llover y el fin de semana estará «algo nublado a despejado y con temperaturas acordes a la temporada otoñal, rondando entre los 23 y 25 de máxima en horas de la tarde».

Dejar respuesta

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.