Enfermera se encadenó en la comuna y denuncia persecución

2

Liliana Jaimes es  una enfermera que está mañana se encadenó en las escalinatas de ingreso al edificio de la Municipalidad tras haberle llegado la notificación de su regreso al Hospital Notti de Mendoza.

El hecho quedó registrado a través de las redes sociales también con la transmisión en Vivo desde la página de Radio 1 para mas de 25.000 lectores mientras ningún funcionario del intendente Marcolini se acercó para buscar una solución aunque sí llamaron a la policía…

«Yo no lo acepto (al traslado) porque tanto yo como mi marido que ahora trabaja en Carmensa, estamos siendo perseguidos politicamente.. Logramos el traslado hace como 4 años y cuando llegó la nueva gestión empezaron las persecuciones…»

Agregó, al borde de la descompensación, que «yo no me voy a ir.. pido un amparo por mis hijos que son menores de edad y estoy trabajando. Cumplo con mi trabajo.. Que tiene que ver la política si yo cumplo con lo que me piden.. Quiero que baje el ministro de Salud» exigió.

Entre lágrimas manifestó que «acá hay gente maldita… gente mala.. no me voy a ir.. tengo a mis padres con 80 años a los que estoy cuidando.. no me voy a ir a ningún lado y me voy a quedar acá» señaló en los micrófonos de Radio 1 Alvear.

«Que se creen estos políticos..  trabajé 19 años como  enfermera trabajando con niños, neonatos, adultos.. Mi marido trabajó en el instituto cardiológico del hospital  Francés y en tres años acá nos hicieron mierda.. A mí marido, que también es abogado, lo mandaron a trabajar a La Escandinava y a mí al Nevado…»

Y profundizó las criticas contra «Juan José Castro (coordinador de centros de salud) que es una porquería.. es un sinvergüenza.. nos vive persiguiendo.. yo no puedo callar mas.. » y reconoció que «antes la doctora Bordano y Sandoval nos dejaron en paz y a mi marido que es enfermero al menos lo dejaron trabajar como chofer de ambulancia en Carmensa..»

Informó que «la autoridad de centro de Salud del barrio El Caldén, que es de Cambiemos me obligaba a limpiar baños cuando yo soy licenciada.. Después me trasladaron a la posta sanitaria del barrio Pellegrini donde los vecinos pueden dar testimonio de nuestro trabajo y la presidenta de la Unión Vecina, Mabel Sayago, que también es de Cambiemos me hace la vida imposible..»

2 Comentarios

  1. La falta de empatia con la gente , de estos funcionarios de turno es asqueante, solo piensan en ellos mismos y en el sueldo oneroso que cobran . hay funcionarios que ni sabemos que existen, pero todos los meses cobran. acaso ¿hay una oficina de derechos humano? ¿donde esta? ¿tiene alguno responsable?

Dejar respuesta

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.