Docentes califica de «nefastos» los cambios en las previas

0

La Dirección General de Escuelas envió un documento en «borrador» para que sea discutido por los docentes de toda la provincia durante una semana y algunas propuestas ya generaron gran preocupación.

A pesar de que desde la DGE confirmaron que es solo una propuesta de cambios y que no necesariamente se implementará este año, los docentes sintieron la necesidad de expresarse en cartas dirigidas al director general de escuelas, Jaime Correas, su descontento.

Este martes, el director general de escuelas, manifestó en diálogo con el programa –Te digo lo que pienso que se emite en radio Nihuil FM 98.9 AM 680 de 10 a 13-: «Leí esta mañana el borrador y la verdad que me corrió un frío por la espalda, porque estuve presente cuando se hablaron de esas cosas, he participado y he tratado de acompañar esos procesos y creo que escrito como está da una imagen que primero va en contra de lo que hemos planteado en nuestra gestión, que es ajustar el riesgos y que las cosas no sucedan con mayor facilidad para que sea simplemente un pase y pase y de lo mismo».

En cuanto a la cantidad de previas, Correas opinó: «si vos te quedaste con materias como Música que al año siguiente no está y se repite por una materia, en ese caso plantearon que esa materia que no es troncal le den una nueva oportunidad sin el hecho de que esa materia los condene a la repitencia, lo cual me parece de gente que conoce muy bien el sistema un planteo irrazonable. Cuando lo transforman a que pasarían los que tienen 3 materias previas todos empiezan a sacar cuentas que ya con 3 no tienen problemas y eso es lo que hay que desalentar».

Ayer, docentes del colegio privado 0-50 «Santa Teresita» se expresaron, a través de una carta, en contra de la posibilidad de que los alumnos pasen de año con más de dos materias previas. El documento de la DGE propone que sean tres previas y todas las materias no promocionales.

Los docentes de la escuela 4-225 «Antonio Sarelli», que en 2016 fueron destacados por la DGE por ser ejemplo de calidad educativa, se plegaron al reclamo y escribieron una carta abierta a sus compañeros manifestando su «preocupación a partir del análisis del borrador del nuevo régimen académico».

Los profesores de esta institución afirmaron que «la escasez de recursos y las complejas realidades que viven muchos de nuestros estudiantes nos tienen acostumbrados a agudizar el ingenio y flexibilizar metodologías«.

Destacaron que «analizamos, priorizamos y sistematizamos contenidos de modos no convencionales, nos centramos en las capacidades para diagnosticar alumnos de manera individual y reorganizar grupos y niveles en cada área, redistribuimos tareas y horarios de los docentes, planificamos y llevamos adelante proyectos interdisciplinarios, evaluamos con diversidad de instrumentos y rompimos con el aula tradicional de variadas maneras (Salidas educativas, ferias de ciencias, muestras de trabajos integradores, etc.) Todo esto supuso infinidad de horas de trabajo extra para los implicados».

Al respecto, aseguran que desde la DGE recibieron «una absoluta inflexibilidad y nulos recursos que hicieron completamente inviable continuar con la aplicación de nuestros proyectos».

«Hoy, nos encontramos analizando un supuesto borrador que oculta una reforma educativa nefasta para niños, niñas, jóvenes y adultos en su derecho de aprender. Como trabajadores de la educación no queremos ser cómplices de un cambio más que solo pretende ajustar», afirmaron.

Luego de analizar la propuesta confirmaron: «este modelo educativo que acompaña al modelo económico del país generará:

– Una continua baja de calidad en la educación de nuestros estudiantes, porque se recortan saberes en todos los espacios curriculares y se habilita la posible desaparición de materias importantes para la formación de los estudiantes.

– Se plantean recorridos inviables en varios sentidos, por falta de recursos materiales, humanos, etc.

– La didáctica y la pedagogía que se pretende imponer, promueve el facilismo de los estudiantes al diluir contenidos, capacidades, saberes en general, y sólo se busca una promoción rápida para reducir costos en el sistema educativo público.

– Se carga con mayores tareas, responsabilidades y demandas horarias a los trabajadores, sin poder discutir nuestras condiciones laborales de manera legal».

Denuncian también que las condiciones en que estas modificaciones quieren llevarse a cabo «son muy precarias»: «hacinamiento, medidas de seguridad prácticamente nulas, ausencia de partidas de recursos didácticos, marcada insuficiencia de abonos para estudiantes, falta de becas de cualquier tipo… y la lista se torna interminable. Frente a todas estas problemáticas, el gobierno pretende que discutamos y le pongamos la firma a un proyecto que solamente busca desfinanciar más la educación«.

«Nos interesa especialmente dejar en claro que no nos negamos a la posibilidad ni la necesidad de repensar y reformular la escuela media en pos de enriquecer la calidad educativa. Hemos demostrado ampliamente que estamos dispuestos a trabajar en ello y no tenemos miedo de innovar. Pero es claro que todos nuestros esfuerzos son vanos si el gobierno escolar no aporta los recursos indispensables para llevar adelante la tarea diaria», concluyeron.

Fuente: www.mendozapost.com

Dejar respuesta

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.