Por estar en contra del fracking se tienen que ir de Alvear

0

El joven matrimonio que pusieron en marcha hace pocos años el emprendimiento “Pancho Leo” tienen que irse de Alvear por los aprietes, amenazas y llamados telefónicos anónimos que recibieron tras pedirle explicaciones a Cornejo por su tozudez de ratificar el fracking que contaminará nuestra cuenca del Atuel.

La joven es Anita, una ferviente luchadora en cada marcha por la defensa del agua y del medio ambiente, y fue a Bowen el mes pasado para preguntarle al primer mandatario provincial “porqué no respeta la decisión de Alvear” cuando él había asegurado en campaña  en 2015 que “los alvearenses se tienen que quedar tranquilo que, sin licencia social, no habrá minería..”

Esto fue “el principio del fin” comercial para la familia que también integra su pequeño hijo y le alquilaban el local, pegado al Cine, al director Servicios Públicos de la Municipalidad, Angel “Paqui” Martínez. Durante mucho tiempo vendían panchos en la plaza, en la puerta de boliches o eventos hasta que pudieron alquilar ese local en Avenida Alvear Oeste al 460.

Los hostigamientos y la prohibición se “seguir trabajando como lo veníamos haciendo, poniéndonos mil peros o no dejándonos estar en los eventos nos llevó ha tomar la determinación de irnos a San Luis, donde nos abrieron las puertas y nos dejarán trabajar en Potrero de los Funes” remarcó Leonardo Palacios en el aire de Radio 1.

Y agregó, ya sin miedos porque estaban a punto de partir “a otro País” como suele decírsele a la vecina provincia que “como ahora no podemos estar en la plaza, esto nos dolió en el alma y había una iniciativa nuestra” la de estar y vender en la plaza…

Por si hiciera falta remarcó que “yo no fui a la protesta (en Bowen) contra el gobernador para decirle no al fracking.. y no fui por esto mismo aunque no estoy en desacuerdo con mi señora.. Ya no podía ir a esas cosas.. pero las decisiones que han tomado ellos.. No nos dejaron estar en el aniversario de Bowen porque mi señora fue a decirle no al fracking.. Por todo eso me tengo que ir de Alvear..”

Palacios dijo que “esto es algo de no creer” luego de recibir sugerencias, amenazas y llamados telefónicos y consejos…

Al borde de quebrarse, no se olvidó de agradecer a “Gabriel Ocampo, a su panadería, y a toda la gente que nos dio una mano.. A los que nos compraban en la plaza desde hace 10 años.. Les debíamos (a los proveedores), nos daban crédito, íbamos pagando,  nunca tuvimos problemas y así fuimos creciendo con mucho esfuerzo, cagándonos (sic) de frío en la puerta de los boliches pero contentos porque íbamos avanzando..”

Con tono de resignación pero al mismo tiempo esperanzados con el nuevo proyecto manifestó que “ya mañana nos vamos, nos han aceptado, nos reciben como uno mas (en San Luis) y tenemos todos los permisos y la forma de trabajar allá es muy diferente… Allá  vamos a tener todo el apoyo de gente de Alvear que también se fue..”

Y en el final dejó un mensaje importante: “lo único que pido es fuerzas a todos los empleados municipales, maestros .. que los aprietan.. pero salgan a la calle porque el fracking es lo peor …” y aclaró que en Alvear “nadie puede hacer nada.. Si tenés un negocio, agarrate Catalina o si sos maestro te echan o te corren como a nosotros .. Le pido a la gente que no se calle.. hay muchas radios que están medio compradas acá en Alvear.. ehhh?”

 

 

Dejar respuesta

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.