Diputados: Se aprobó la cobertura para la Lobesia

0

La Cámara de Diputados dio sanción al proyecto de ley que, como parte del programa de erradicación de la Lobesia Botrana, ordena a los productores que poseen más de 10 hectáreas que paguen una parte de los fondos necesarios para la campaña de control.

Para esto, se necesitan 300 millones de pesos, de los cuales la Nación aportará un tercio del total, mientras que la Provincia pondrá 50 millones y el resto se dividirá entre los productores.

A pesar de los votos en contra dentro del mismo Frente Cambia Mendoza -el radical Ricardo Mansur, el massista Guillermo Pereyra y el demócrata Marcos Niven-, el resultado fue de 24 a 22, dado que el Partido Intransigente se mostró a favor y la izquierda se abstuvo de votar, junto con una ausencia (Hebe Casado).

Mansur, ex intendente de Rivadavia, argumentó que los productores “siempre pagaron lo que se les pidió”, mientras que la Nación no cumplió con lo acordado en la ley 27.227, sancionada en 2015, donde se estableció este programa. Además indicó que, en el contexto de “excedente de vino”, se está perjudicando al producto disminuyendo la rentabilidad.

Niven, por su parte, catalogó de “enorme torpeza” al proyecto, ya que la ley nacional establece en el artículo 9 que el Jefe de Gabinete debe resignar partidas para cumplir con la ley. “Esto todavía está vigente y se está utilizando. Nos echan la culpa ahora de que la lucha no se realice si votamos en contra, cuando esto no tiene ni pies ni cabeza”, apuntó.

En la misma línea, Pereyra cargó contra el oficialismo señalando que hubo una irresponsabilidad en el tema que ahora se intenta trasladar a los legisladores. El radical Jorge Sosa también se mostró en contra de la medida, aunque la votó a favor, catalogándola de “un jarabe amargo” que debió tragar, porque era “la única forma” de que se combatiera a la plaga este año.

En tanto el FIT se abstuvo de votar, el Partido Intransigente votó a favor, lo que inclinó el resultado hacia el “sí”. Mario Vadillo, de este bloque, fue quien propuso la modificación al artículo 8, para que se excluya total o parcialmente a los productores que se encuentran enfrentando alguna emergencia; idea que fue aceptada por el oficialismo.

De esta forma, los productores no pagarán nada para las medidas de confusión sexual de la plaga hasta 10 hectáreas (el 70% del sector), mientras que el resto deberán aportar entre 100 mil y 200 mil pesos, según la cantidad de tierra que trabajen, hasta en cuatro cuotas.

Jorge López (UCR) defendió la medida asegurando que “a nadie le gusta imponer gastos a un sector que no la está pasando bien, pero sin esto puede ser peor para toda la cadena”. Así, definió los montos a pagar por el sector privado como una cooperación a través de “una contribución especial obligatoria”.

Por su parte, el radical César Biffi aseguró que no se le puede pedir fondos al Gobierno Nacional “porque tiene severas dificultades fiscales”. En respuesta a los detractores, respondió que la prisa en el tratamiento de la ley se debió a que se estaban buscando otras alternativas.

Fuente: El Sol

Dejar respuesta