José Cabral admitió que mató a Villegas despegando a su hijo

0
Después del golpe de efecto que causó la declaración de Luciano Cabral, ahora fue el turno del padre. José “el Mono” Cabral confesó haber castigado a palazos a Joan Villegas hasta matarlo.

Sin embargo, durante el testimonio ofreció una versión distinta de los acontecimientos ocurridos el 1 de enero de 2017 en el barrio El Inmigrante.

Cabral afirmó que salió en defensa de su hijo porque Joan lo había golpeado duramente y luego siguió con Axel Olguín.

El hombre de 42 años aseguró que Luciano y Brian Santana (que era menor en ese momento) no estuvieron cuando él mató a Villegas y además que no corretearon a Joan, sino que fue al revés.

Al referirse a los problemas de vieja data que había entre él y la víctima, sostuvo que el joven lo amenazaba y le pedía plata para dejar en paz a Luciano.

Para la fiscalía la declaración de José Cabral no les llamó la atención porque consideran que era lo esperado.

El debate continuará el viernes con los alegatos de las partes y a partir de ahí quedará saber cuánto tiempo se toma el tribunal para dictar sentencia.

En otra jornada picante en el juicio por el homicidio de Joan Villegas, José Cabral, el padre del futbolista de Argentino Junior se sentó frente a los jueces Julio Bittar, Ariel Hernández y Carlos Parma y admitió ser el asesino.

La confesión no vino sola

Pero la confesión no vino sola, el acusado brindó un panorama totalmente distinto al que se conocía, y colocó a la víctima como agresor.

En consonancia con la declaración que brindo Luciano el día anterior, “el Mono” también dijo que su hijo y Villegas pelearon pero aseguró que el jugador de fútbol perdió esa batalla. Según contó, le dio con el caso de la moto y lo dejó medio atontado y de rodillas en el piso.

Cabral dijo que acudió al lugar para defender a Luciano y en un giro a la historia comentó que no lo salieron corriendo a Joan sino que la víctima después de encargarse de su hijo persiguió a Axel Olguín hasta que le dio alcance, lo tiró al piso y lo golpeó.

Al ver toda esa situación admitió que montó en cólera, tomó un palo, se acercó y comenzó a golpearlo repetidas veces con toda la furia. Confesó que “tenía tanta rabia” que no volvió en si hasta ver el cuerpo todo ensangrentado y molido a palazos.

Después de repetir que es “el único responsable” de la muerte de Joan, José Cabral pintó a la víctima como una persona sin escrúpulos, que lo amenazaba y le pedía dinero a cambio de no hacerle nada a Luciano cuando venía de visita a General Alvear. En ese entonces el jugador estaba a préstamo en el Atlético Paranaense de Brasil.

Para graficar, “el Mono” comentó que habían tenido un encontronazo tiempo antes y Joan lo había reventado a piñas.

Sin más testigos

Los testigos que la defensa había solicitado incorporar a último momento que corroborarían la declaración de los Cabral, Luciano y el padre, los jueces de la Primera Cámara del Crimen rechazaron esa posibilidad argumentando que hubo tiempo de sobra hasta el inicio del debate oral para que los incluyeran.

Ante la negativa, los abogados Gustavo Nedic y Tíndaro Fernández hicieron resguardó del derecho de apelar la decisión con un recurso de casación.

Fuente Diario Los Andes

Dejar respuesta