Carreras terciarias con futuro incierto por quita de subsidios

0

La quita de subsidios a diferentes escuelas o institutos pone en serio riesgo la continuidad de carreras terciarias que se ofrecen en el departamento. Esto afectaría también a los IES (Institutos de Educación Superior) y a otros institutos de educación privada.

Concretamente, estudiantes del ISA (Instituto San Antonio) han mostrado su enojo en torno a esta medida que salió a través de un nuevo decreto del gobernador Alfredo Cornejo con el objetivo de achicar el déficit del Estado.

En ese establecimiento funciona el Profesorado de Educación Especial, Nivel Inicial y Educación Primaria. Con esta medida los sueldos de los profesores no tendrán el subsidio, el pago, por parte del gobierno. En consecuencia, los alumnos deberán empezar a pagar matrícula o se quedarán a mitad de camino.

A las 11 de la mañana han prometido realizar una conferencia de prensa las autoridades del ISA sumamente preocupados aunque cuentan con el respaldo de la Iglesia Católica cuyos referentes locales están moviendo contactos para revertir la medida que explotó en las redes sociales desde ayer por la tarde.

EL diario Sitio Andino graficó que “en el decreto 432/18 firmado por el gobernador Alfredo Cornejo y el ministro de Gobierno, Dalmiro Garay, se modifica el régimen de aporte estatal a los Institutos Privados de Educación Superior (IES). Desde la Dirección General de Escuelas afirmaron que los casos están siendo analizados y que será una quita “paulatina” con el objetivo de que esa recaudación sea destinada a la gestión estatal. Aquellos terciarios que formen alumnos en carreras “prioritarias” que se enmarcan en el desarrollo productivo, de salud, enología y educación, seguirán siendo beneficiados acorde a su matrícula.

“Hay una mirada muy atenta sobre cuál es la cantidad y calidad de los institutos superiores a los cuales se va a subsidiar. Sí lo creemos oportuno y hay un área que trabaja sobre este tema, donde se pone en discusión cuáles son los institutos que van a ser subsidiados porque existen muchos institutos que tienen un 100% de subsidio y que el caso lo amerita y otros en los que no lo ameritan”, comenzó a explicar Gustavo Capone, subsecretario de Educación de la provincia.

El funcionario agregó: “Esperamos -porque con seguridad esto se va a llevar adelante- que ese dinero que se consigue al no subsidiar a esos institutos superiores, se vuelque directamente a la gestión estatal”, expresó.

En Mendoza actualmente existen 58 institutos de educación superior, de los cuales, 24 reciben hoy aportes del Gobierno tras un decreto promulgado en el año 2005, durante la gestión del radical Julio Cobos, que estableció que “los Institutos educativos públicos de gestión privada incorporados a la enseñanza oficial que revistan el carácter de instituciones sin fines de lucro, a través de sus propietarios, tendrán derecho a solicitar un aporte del Estado para el pago del personal docente”.

Además, el texto del decreto señalaba que “el porcentaje asignado para los aportes se aplicará teniendo en cuenta la planta de personal subvencionada” y faculta a la DGE, que hoy conduce Jaime Correas, a asignar y/o modificar “los porcentajes de aportes que los Institutos reciben en base a las escalas de Eficiencia y Equidad en cuanto varíen los elementos que constituyen las mismas y determinar las sanciones que correspondieren”.

Ahora, y con el flamante decreto firmado por Cornejo y Garay, se analizarán los aportes de cada instituto basándose en criterios de cantidad de alumnos y del tipo de formación que ofrece y decidirán el quite parcial o total del subsidio.

Docentes denuncian ajuste

Tras la noticia, la titular del Sindicato Argentino de Docentes Privados (Sadop), Ester Linco, manifestó que la intención del Gobierno es cerrar todos los terciarios de la provincia. “Esto ya sucedió en Jujuy y en Buenos Aires está en marcha un proceso similar. Es un ajuste, un recorte que terminará con el cierre de todos los IES”, dijo.

Y agregó: “Este nuevo régimen de aporte que llevarán adelante es anual por lo que todos los años van a tener que revisar el porcentaje que se le otorga a cada instituto basándose en la cantidad de alumnos. Entonces, ¿de verdad quieren mantener abiertos los IES? Porque esto parece una agonía más larga: no los cierran ya mismo pero será paulatino, cada año habrá menos”, manifestó.

Linco aseguró que esta medida perjudica a muchos que trabajan y estudian. Casi la totalidad de los terciarios funcionan en el turno vespertino por lo que reciben a alumnos que sólo disponen de este horario para estudiar. “Es triste la situación que estamos pasando. Además, ¿qué carreras priorizan? dejan de lado las que no les interesa? ¿por qué no pueden tener todos el mismo derecho a estudiar independientemente de la formación que elijan? Esto dejaría a muchos estudiantes que son sustento de hogar y sólo pueden cursar en la noche. Ya no se meten sólo con la educación sino también con otros derechos humanos. Igualmente, no nos sorprende de un Gobierno que nos impuso el ítem aula y que nunca salió de una paritaria sin dictar un decreto”, finalizó.

 

Dejar respuesta