Fracking: los que cortaban rutas hoy cobran sueldo o están mudos

1

Por Francisco Velasco


 

Resulta sumamente llamativo que ante el avasallamiento del gobernador Cornejo para desarrollar el fracking en la Provincia no hayan surgido voces críticas -al menos- de quienes antes cortaban rutas, protestaban, o generaban convocatorias populares al ponerse en peligro el agua y el medio ambiente.

Muchos dirigentes “ambientalistas” fueron “chupados” por la gestión de Marcolini y siguen “esperando el cambio” cuando el Ejecutivo Provincial sacó un decreto para ignorar a la Legislatura y autorizar a través de su propia dirección ambiental si una empresa cumple o no.

Quién asegura el control a 2000 metros de profundidad del uso de agua dulce para la extracción de los minerales con el uso de productos químicos a pocos metros de afluentes, arroyos, que suman agua al Río Atuel…? Si no pasará por la Legislatura ésta para que está sino es para controlar precisamente lo que enarbola, en este caso, Cornejo.. Se autoriza un fracking sin hacer una audiencia pública en Alvear por donde pasa la cuenca del Atuel, amenazada en Malargüe..

Mas de una docena de “referentes” que mostraban una “enorme convicción” en defensa del agua y del medio ambiente “por el futuro de sus hijos”, hoy, no hablan. Ni siquiera desde la Multisectorial, antes tan activa. Ni siquiera un comunicado. Aunque esto no alcanza ni hace ruido. Como es posible que acepten que funcionarios provinciales hayan venido “a la siesta, a media tarde, a la intendencia” para evitar a la gente..?

Y tenemos motivos en Alvear para sospechar que muchos dirigentes ambientalistas fueron “comprados” por el oficialismo. Los callaron. Les taparon la boca con eso que generan tanto las mineras: el dinero. Muchos reciben sueldos. Otros ocupan espacios públicos. A otros les prometieron “cargos importantes” en la región. Otros fueron bendecidos desde Mendoza. Otros “le venden” servicios al Estado. Otros no quieren aparecer porque pasan a ser “los enemigos”. Otros temen por aprietes y prefieren guardar silencio aunque le envenenen el futuro de sus hijos y sus nietos. Todos se quemaron con el Cambio. Se inmolaron porque de la noche a la mañana enmudecieron. Por eso hoy nadie les cree. Salvo los funcionarios que les hacen ver “otra realidad” para frenar los tractorazos, caravanazos o camionetazos que antes arengaban. Pero para llegar al Poder.

Traidores. Eso es lo que son. Los traidores al Pueblo y a sus pensamientos. Dejaron de lado sus convicciones. Se dieron vuelta. No hablan. No convocan. Siguen pegados al oficialismo perdiendo su dignidad, primero como personas, y luego -por ende- como dirigentes.

Amigo lectos, sólo recuerde a todos aquellos dirigentes de Alvear que antes pedían “tocar bocina”, panfletear, generaban asambleas en las rutas, reuniones en la Cámara de Comercio, el Concejo Deliberante o la misma intendencia. Recuerde que en Alvear hasta cortes de ruta por el precio de la soja en baja en La Pampa Húmeda.

Hasta cuando esa dirigencia seguirá estando sumisa y pegada al poder político cuando antes estaba tan enfrentada a los gobierno de Jaque y “Paco” Pérez. Hoy solo han quedado “de pie” la gente de la Asamblea del Pueblo y la Asamblea del Agua.. El resto ha quedado en silencio en un Alvear que ha pasado a ser “la Capital Nacional del Mudo”.

Y si lo hacen, ojalá que sea con la misma vehemencia que lo hacían antes. Que no sea un simple maquillaje para “capear” el temporal. Ojalá que recobren la “memoria activa” y dejen de ser pasivos porque la clase política gobierna con medidas que tienen su efecto de “acción y reacción”. Por ahora, Cornejo tiene vía libre.

Habrá que esperar qué hacen los traidores: si se suben “al reclamo” o siguen deambulando por la banquina.

1 Comentario

  1. es facil hablar y comentar peste cdo no se estuvo en el lugar….en ves de hablar velazco ideoteces agradece a los pavos q estuvimos en las rutas `luchando por lo nuestro…se del pueblo no defensores de lo que hicieron la mirada para otro lado y en la actualidad se hacen lo que les importa

Dejar respuesta

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.