La muerte del joven Joan Villegas se debatirá en un juicio oral

0

La investigación por la muerte de Joan Villegas, ocurrida el 1 de enero de 2017 en General Alvear, cerró su etapa de instrucción y el próximo paso será el juicio contra sus presuntos autores, el futbolista Luciano Cabral, su padre José Cabral y Axel Olguín, familiar de ambos.

La fiscal alvearense, Ivana Verdún, elevó la causa a juicio, luego de un extenso proceso que tuvo interrupciones por la demora de algunas pericias solicitadas por la representante del Ministerio Público, por las partes y los diferentes recursos a los que apelaron los asesores legales de Luciano Cabral, Gustavo Nedic y Tíndaro Fernández.

El debate, que podría realizarse antes de mitad de año, recayó en la Primera Cámara del Crimen de San Rafael. Los jueces Rodolfo Luque, Ariel Hernández y Julio Bittar serán los encargados de llevar adelante el juicio, mientras que el rol acusador estará a cargo del fiscal Norberto Jamsech.

La situación del ex futbolista de Argentinos Juniors nunca dejó de ser complicada, desde el momento en que fue detenido hasta distintas fases de la instrucción. Una prueba prácticamente inobjetable contra el deportista surgió a mediados del año pasado, cuando Verdún recibió el resultado de una pericia que determinó la existencia de manchas hemáticas en las zapatillas de Cabral. La sangre, trascendió en ese entonces, pertenecía a Villegas, dato que ineludiblemente ubicó al futbolista en la escena del crimen.

Cabral desde un principio aseguró su inocencia pero el aporte de testigos más otras pruebas que la fiscal incorporó al expediente, generaron uno y otro revés para el futbolista, al igual que su padre y Olguín. Primero le confirmaron la prisión preventiva y luego, apelada esa decisión, el tribunal de apelaciones hizo lo propio y confirmó lo actuado por Verdún.

La fiscal Verdún, en medio de embates ejecutados desde la defensa de Cabral más una fuerte presión mediática originada en Buenos Aires, sostuvo su posición y fue inflexible a la hora de evaluar qué pruebas disponía para ubicar al futbolista en la escena del crimen. “Cabral, por una prueba u otra, siempre estuvo ligado al crimen”, aseveró una fuente judicial.

Se espera que el juicio tenga lugar antes que finalice el primer semestre y en la antesala de la feria invernal. En el debate será clave el rol del fiscal Jamsech, quien buscará revalidar lo actuado por Verdún durante la instrucción.
Seguramente el debate contra Luciano Cabral tendrá la lupa puesta de los medios de comunicación de Buenos Aires, atentos a que se trata de un futbolista que supo jugar a la par de Juan Román Riquelme en Argentinos Juniors. Cuando ocurrió el crimen de Villegas, el alvearense integraba el plantel de Atlético Paranaense, desde donde resolvieron la desvinculación cuando conocieron lo sucedido. Cabral, nacionalizado chileno, jugó para la Selección sub-20 del país trasandino.

El hecho

En la madrugada del 1 de enero de 2017, en el barrio El Inmigrante de General Alvear, Joan Villegas estaba con un amigo, el que corrió cuando advirtió la presencia de un grupo de personas con el que habían tenido diferencias. Así, sin alternativas, Villegas intentó correr pero fue alcanzado por sus agresores que empezaron a golpearlo de diferentes formas y en distintas partes del cuerpo. El chico fue ultimado tras recibir un trozo de hormigón que aplastó su cabeza.
Las primeras averiguaciones realizadas por agentes policiales que hallaron el cuerpo de Villegas, condujeron a la familia Cabral, y así surgieron los nombres de José, apodado “Mono” y Luciano, futbolista que se encontraba de vacaciones en Alvear.

Fuente: Diario San Rafael

Dejar respuesta