La Pampa se opone a la construcción de otro dique

0

Los pampeanos no salen de su enojo y vuelven a la carga contra Mendoza. A días que Macri definiera a través del laudo que sí se construya Portezuelo del Viento, en la provincia vecina sostienen que se estaría por licitar otra represa hidroeléctrica en suelo mendocino: Los Blancos I y II, en el cauce del río Tunuyán. En La Pampa advierten que perjudicaría el caudal del río Salado.

La llamativa noticia no tiene ninguna comunicación oficial en Mendoza. La última novedad es que la obra, prometida durante varios años, es uno de los 38 proyectos que entraron en el llamado de manifestación de interés, convocatoria que hizo la Nación y que culminó el 15 de diciembre.

Este pedido significa que el gobierno nacional tiene la intención de realizar la obra pero no cuenta con el dinero, por lo que convoca a empresas interesadas que deben presentarse, a su vez, con cartas de bancos dispuestos a financiar.

Desde la secretaría de Recursos Hídricos de la Naciónconfirmaron a Los Andes que todavía no hay ninguna definición al respecto. Lo más auspicioso para nuestra provincia podría ser un llamado a licitación para fin de año, aunque esto permanece en el plano de las posibilidades y atado a que salga la licitación dePortezuelo primero.

No obstante, en La Pampa tomaron la campaña contra Los Blancos como una nueva bandera política en defensa del agua. Según entienden, el complejo hidroeléctrico ubicado en las nacientes del río Tunuyán, 44 kilómetros al oeste de La Consulta, afectaría el curso del agua “río abajo”. El Tunuyán es afluente del Desaguadero-Salado-Chadileuvú -Curacó (los últimos dos nombres son los que adopta el cauce cuando cruza a La Pampa).

La nueva embestida pampeana contra una obra mendocina se da después de dos reveses. El primero fue el de la Corte Suprema en el conflicto por el Rio Atuel.

El tribunal desestimó el pedido de la provincia vecina, que solicitaba un millonario resarcimiento económico por el  daño ambiental supuestamente causado por Mendoza en el noroeste pampeano, y obligó a las dos provincias a fijar un caudal de agua.

El segundo golpe fue más fuerte. La semana pasada el Presidente arbitró un desacuerdo en el Coirco y se mantiene en contra del pedido pampeano, que se opone a Portezuelo, y a favor de Mendoza, Neuquén, Buenos Aires y Río Negro, provincias que aprueban la construcción de la represa hidroeléctrica.

A días de conocerse el laudo, en La Pampa aseguran que el gobierno nacional tiene intenciones de construir el complejo hidroeléctrico Los Blancos I y II, una obra que en Mendoza tiene varias promesas y anuncios. Incluso, hubo una licitación y preadjudicación en el gobierno de Celso Jaque. En 2015, la ex presidente Cristina Fernández firmó un financiamiento nacional que nunca llegó.

La oposición a Los Blancos parece ser la nueva bandera política del gobernador pampeano, Carlos Verna. El enojo se originó por “trascendidos periodísticos” de Pablo Bereciartua, subsecretario de Recursos Hídricos de la Nación.

Dejar respuesta

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.