Río Atuel: Primer encuentro entre Mendoza y La Pampa

0

Mendoza y La Pampa dieron ayer un primerísimo paso hacia el cumplimiento del fallo de la Corte Suprema de Justicia del 1 de este mes que les ordenó junto a la Nación acordar un caudal mínimo fluvioecológico y el diseño de un plan de obras para resolver definitivamente el problema de la provisión de agua del río Atuel al noroeste pampeano.

El avance quedó reflejado en un acta de ocho párrafos firmada al término de casi dos horas de reunión en oficinas del Ministerio del Interior de los gobernadores: mendocino, Alfredo Cornejo, y pampeano, Carlos Verna, más funcionarios de sus comitivas, con el titular de esa cartera, Rogelio Frigerio, y el subsecretario de Recursos Hídricos de la Nación, Pablo Bereciartúa.

El acuerdo, sin embargo, también dejó sentadas las posiciones diferentes que mantienen ambas provincias incluso después de la resolución de la Corte y que, en términos gruesos, pueden sintetizarse en que mientras “La Pampa quiere agua con o sin obras, Mendoza la quiere pero con obras”, al decir de uno de los presentes en la reunión.

El acuerdo pasó por precisar los plazos dados por el máximo tribunal en su fallo de hace doce días: los 30 días hábiles para ponerse de acuerdo sobre el caudal mínimo fluvioecológico vencerá el 14 de febrero y los 120 días para presentar un plan de obras junto con la Nación el 29 de junio.

En función de esos objetivos, habrá reuniones del Comité Interjurisdiccional del Atuel Inferior (Ciai). Mendoza propuso que la primera fuese ayer mismo, pero La Pampa pidió posponerla por no estar todos los funcionarios que deberían representarla.

De todos modos la reunión inicial será mañana en oficinas de la Subsecretaría de Recursos Hídricos de la Nación, en el edificio del Palacio de Hacienda.

También se constituirá una comisión técnica de cuatro representantes por provincia, uno de la Nación y veedor de la Corte para reuniones que serán “filmadas o grabadas”, según el acta.

“La reunión fue mejor de lo esperado. Resultó productiva. Ahora hay plazos. El objetivo es poder dar previsibilidad al sur de Mendoza, como al norte de La Pampa, en base a acuerdos”, dijo a manera de síntesis el gobernador Cornejo.

Junto a él también hablaron el ministro de Gobierno, Dalmiro Garay; el fiscal de Estado provincial, Fernando Simón, y el superintendente del Departamento General de Irrigación,  Sergio Marinelli.

La Puntilla, obra para poder cumplir

La Pampa quiere ya 4,5 metros cúbicos por segundo de agua. Mendoza dice que ese objetivo es posible de alcanzar, pero gradualmente y a partir de la realización de obras acordadas.

En ese sentido, Cornejo dijo ayer que una de ellas puede ser el dique de La Puntilla, que permitiría acopiar agua de modo de que la provisión a La Pampa pueda ser constante.

“Sería un embalse para que si entran 8 metros, en promedio puedan estar liberándose cuatro”, precisó. “Y es una obra relativamente rápida de hacer mucho menos que los cinco años que demandaría el trasvase del Grande al Atuel”.

Claves

En 1987. La Corte sentencvia que el río Atuel es “interprovincial” y le dio a Mendoza un cupo de 75 mil hectáreas para regar.

En 2008. Los entonces gobernadores Celso Jaque (Mendoza) y Oscar Jorge firmaron un acuerdo de uso compartido de las aguas del Atuel, nunca refrendado por la Legislatura mendocina.

En 2014. La Pampa inició una demanda “por daño ambiental” pidiendo un caudal “continuo” de 5 metros cúbicos por segundo.

En 2017. El 1 de diciembre la Corte Suprema ordenó a ambas provincias fijar “un caudal apto para la recomposición del ecosistema” y  reactivar el CIAI (Comité Interprovincial del Atuel Inferior).

 

Fuente Diario Los Andes.

Dejar respuesta