Preocupación por el impuestazo al vino

0

El gobernador Alfredo Cornejo y el ministro de Economía, Infraestructura y Energía, Martín Kerchner, recibieron anoche en Casa de Gobierno a los empresarios del sector vitivinícola para elaborar una estrategia de defensa contra el impuesto interno al vino.

Ambas partes saben que no queda mucho tiempo para trabajar, porque para el gobierno nacional la aprobación de la reforma tributaria es una prioridad. Lo positivo es que ayer las autoridades nacionales se mostraron abiertas al diálogo y dieron al menos una esperanza a los empresarios vitivinícolas.

El sector privado fue representado por José Zuccardi, presidente de la Unión Vitivinícola Argentina; Walter Bressia, presidente de Bodegas de Argentina e Hilda Wilhelm de Vaieretti, de la Federación de Cámaras de Productores Vitícolas de la República Argentina, entre otros empresarios.

El ministro Kerchner reconoció que aún no hay una fecha definida para reunirse a discutir con el gobierno nacional, pero destacó anoche que se dio el primer paso con los representantes del sector vitivinícola para elaborar un plan de acción. Además, aseguró que hoy habrá reuniones con diferentes organismos para reunir información que sirva para defender al vino en la Nación.

“Lo más importante de esto es que estamos todos de acuerdo en la discusión de que es muy importante diferenciar al vino como una bebida que no está asociada a cuestiones negativas”, comentó.

“Vamos a seguir trabajando juntos para aportar documentación e información que permita mostrar al gobierno nacional lo que estamos planteando. El vino no puede ser considerado como una bebida común, porque es un producto industrial de base agraria muy importante en la Argentina y con mucho peso en Mendoza”, continuó.

Justificando su postura, Kerchner recordó que hay más de 800 establecimientos vitivinícolas en el país, que generan mucho empleo. No es un dato menor que el sector da trabajo a 385 mil personas en el país, algo que no sucede con otras bebidas alcanzadas por el impuesto, como las gaseosas y la cerveza.

“El gobernador se ha puesto a la cabeza de este tema. Queremos encontrar una alternativa que permita al sector vitivinícola no tener un impacto negativo dentro del marco de la reforma”, continuó Kerchner.

Preocupación del sector

En representación de la industria vitivinícola dialogó con la prensa el empresario José Zuccardi, quien dejó en claro que la discusión pasa por dos puntos: el impuesto y la categoría del vino como producto saludable.

“El planteo de colocar un gravamen al vino nos pone en una situación muy difícil. Hemos compartido el diagnóstico con el gobernador y él coincidió en que es un problema que excede al sector y afecta a toda la economía de la provincia”, comentó.

“Por otra parte, no podemos aceptar de ninguna manera que el vino sea considerado insalubre. Más allá de si se aplica un impuesto del 1% o del 10%, queremos dejar en claro que el vino no es nocivo para la salud”, remarcó.

El ministro Kerchner aclaró que el gobierno nacional se mostró dispuesto a discutir sobre los dos puntos mencionados por Zuccardi.

Alfredo Cornejo – Gobernador de Mendoza: “Es inadmisible que se considere al vino como no saludable”

El gobernador Alfredo Cornejo se refirió ayer al gravamen al vino, desde la Nación. En Maipú, luego de inaugurar un barrio, habló con la prensa.

Se mostró sorprendido por la clasificación de “no saludable” y perjudicial para la salud e indicó que trabajará para intentar disminuir el porcentaje de dicho impuesto, que deberán votar los legisladores en el Congreso.

“El punto que nos sorprende es la caracterización junto con cerveza y gaseosa, que son bebidas perjudiciales para la salud, probado científicamente y compararlas con el vino, cuando en realidad son bebidas muy distintas. Que se lo ponga al mismo nivel es inadmisible”, señaló Cornejo.

 

 

Fuente Diario Los Andes

Dejar respuesta