La pelea política interna en la UCR local

0
Molero recibe al Gobernador en Iscamen

El radicalismo desembarcó a pleno en la Fiesta Nacional de la Ganadería, ahora como oficialismo en la provincia y el municipio anfitrión, General Alvear. Pero ni esto relajó a los radicales en uno de sus principales deportes, la interna.

La semana previa al tradicional almuerzo de los costillares en el predio ferial de la ciudad sureña, estuvo matizada por la tensión que existe entre el intendente Walter Marcolini y el presidente del Iscamen, también oriundo de Alvear, Alejandro Molero.

Se trata de una rivalidad histórica pero que ahora cobra otra dimensión porque ambos son funcionarios y están en distintos niveles del poder político y porque, claro, son tiempos electorales y es el precalentamiento para la definición de las listas.

Molero, por caso, por su cercanía al gobernador Alfredo Cornejo consiguió disponer a un hombre en la Dirección de Ganadería, el también alvearense Néstor Guizzardi. No es un organismo menor, puesto que Alvear concentra la mayor parte de la producción ganadera del mapa provincial.

Ese posicionamiento no dejó para nada contento en su momento a Marcolini, que además no tiene buena relación con la provincia, según indicaron desde Alvear. Así tampoco con otro socio territorial de Cambiemos, el edil macrista Sebastián Martínez Baron.

A tal punto llegó la tensión, contaron conocedores del ambiente, que el propio Marcolini habría pedido que Molero no forme parte de la mesa principal, que encabezaría Cornejo con su gabinete.

La interna tambien se tradujo en la disputa por los anuncios. A Molero se le adjudica el logro de trasladar la Dirección de Ganadería, que ahora estará asentada en Alvear. Fue uno de los anuncios más aplaudidos por la Cámara de Comercio, organizadora de la fiesta, y a cargo de Horacio Larrégola, un empresario vinculado al Partido Demócrata -que, curiosamente, pidió en su discurso por la Reforma de la Constitución, algo que su propio partido ha rechazado por el momento-.

Pero el propio Marcolini no se quedó atrás, ya que contó con el apoyo de uno de los mendocinos más encumbrados a nivel nacional. Se trata del ex ministro Enrique Vaquié, ahora vicedirector del Banco Nación.

Vaquié llevó a Alverar su propio anuncio -en carrera hacia el 2019- con una línea de créditos para la ganadería, dijo en la previa al almuerzo. En una primera etapa será para el rubro de las lecherías y luego se extenderá a los frigoríficos, según se explicó.

Fuera de la interna radical, el cornejismo pasó sin apremios la 36º Fiesta de la Ganadería que en años anteriores fue bastante hostil para los gobiernos peronistas.

 

Fuente Diario El Sol

Dejar respuesta