Detectan “choreo” en la dirección de Ganadería

0

La Dirección de Ganadería está bajo la lupa de la Justicia desde hace varios meses, cuando imputó a 5 funcionarios que estuvieron al frente de ese organismo durante la gestión del peronista Francisco Pérez por defraudación a la administración pública y malversación de fondos.

Los posibles delitos son innumerables. El Tribunal de Cuentas detectó posibles estafas al Estado por cerca de 6 millones de pesos en desdoblamiento de gastos; facturas apócrifas y duplicadas; proveedores inexistentes o que fueron contratados cuando en realidad prestaban otro tipo de servicios; pagos excesivos; servicios que nunca se prestaron; contratación de seguridad privada cuando el evento fue custodiado por la policía provincial; entre otros.

En fin, desde el organismo de control se presentó en detalle todas las irregularidades que pesan sobre los siguientes ex funcionarios: Juan Manuel Tejada (ex Director de Ganadería); María Graciela Segura (ex Contadora de la Dirección); Rodolfo Daniel Narváez (ex Jefe de la División de Habilitación); Javier Romo (ex Personal de Planta); y Andea Lois (ex Encargada de Imputaciones Contables y Emisión de Cheques).

tejada

Estas personas además fueron imputadas por defraudación a la administración pública y malversación de caudales públicos (se enfrentan a una pena de tan solo 2 a 6 años de prisión), por su desempeño durante el 2013 y 2014 en la Dirección de Ganadería. La causa está ahora bajo la investigación del fiscal Juan Manuel Bancalari.

Según marca el trabajo del Tribunal de Cuentas, los problemas se detectaron en los siguientes puntos: compra de bienes y servicios respaldados con comprobantes ilegítimos e insuficientes; omisión del registro contable de cheques emitidos, cobrados y conciliados; duplicidad en la facturación de servicios prestados por COPROSAMEN; y falta de la rendición de la Inversión del Subsidio a la Cámara de Comercio, Ind., Agricult. y Ganadería de General Alvear.

Con respecto al primer punto, el organismo de control indicó que hubo inconsistencias e irregularidades como desdoblamiento de los gastos, incumplimiento del régimen de contratación y compras de bienes de uso no dadas de alta en el sistema de inventario. Además agregaron que la documentación no estaba en forma. Por ejemplo, los recibos pago de las facturas no estaban firmados, no había recibos del proveedor, los expedientes no estaban foliados y no había documentación acreditativa del pedido de bienes o servicios por sector requirente.

Con respecto al modus operandi, la Dirección frecuentemente realizaba la contratación con los mismos proveedores y con importes mensuales similares que oscilaban entre 4.500 y los 6.000 pesos(ver imagen abajo), y sin detallar los servicios prestados.

Algunos ejemplos:

  • Algunos casos en que los domicilios de las facturas correspondían a domicilios particulares, pero que sus habitantes manifestaban que no se realizaban los servicios detallados en dichas facturas.
  • Tres proveedores con domicilio de no más de 60 mts. de distancia entre ellos (al 727, 736 y 787), todos situados en la misma calle (Houssay de Guaymallén) y que según registros prestaron los mismos servicios.
  • Facturas de varios proveedores con domicilios comerciales distantes que tenían registradas las mismas imprentas. En este caso, se verificó que dos proveedores de la muestra, en el talón de la factura tenían los datos de la imprenta “Gráfica Muñoz”. Los titulares de la imprenta negaron haber impreso dichas facturas.
  • Muchas facturas eran correlativas numéricamente, por lo que se supone que sólo trabajaban con la Dirección de Ganadería.
  • La fecha de emisión de muchas facturas son muy posteriores a la fecha de acreditación de los cheques pagados, por lo que se da a entender que se pagó sin la acreditación de la prestación del servicio.
  • Se detectaron gastos de iluminación y sonido para la Fiesta Provincial de la Ganadería, cuando la misma fue subsidiada, y en la rendición de dicho subsidio se expuso el mismo gasto.
  • En facturas vinculadas a servicios de albañilería, compra de materiales; no se explicó para qué destino fueron empleadas, por lo tanto no se ha podido verificar el destino de dichos materiales.
  • Se detectó la compra de cubiertas de vehículos en el mismo mes, para el mismo auto o camioneta. También se encontraron varios gastos de reparación a vehículos en desuso.
  • Respecto a reintegros de dinero, se evidenciaron “exorbitantes” gastos en combustible y productos alimenticios que no tienen un justificativo, ni fundamento por el cual se abonaron sumas de gran valor (como por ejemplo de 30.000 pesos).
  • gastos

En tanto, desde el Banco Nación se informó que muchos de los pagos registrados por la Dirección de Ganadería en estas facturas fueron cheques al portador que cobraron los propios funcionarios de la Dirección. Estas carencias se repiten, según marca el Tribunal de Cuentas, en todas las erogaciones relativas a los insumos analizados.

No obstante, también se señaló que la Contaduría General de la Provincia “no ejerció sus funciones de control interno sobre la rendición de fondos afectados ni requirió oportunamente su rendición, de acuerdo a lo dispuesto por la normativa vigente”.

Todas estas supuestas estafas al Estado se realizaron hasta agosto del 2014, cuando los organismos de control comenzaron a investigar las irregularidades y decidieron apartar a los contadores Narváez y Segura, quienes tenían la firma autorizada para la emisión de cheques. Sin embargo, los problemas siguieron, ya que se efectuaron gastos en las cuales las rendiciones fueron insuficientes en un monto total de 516 millones de pesos.

Otro de los problemas se corresponde a la omisión del registro contable de cheques emitidos, cobrados y conciliados de la Dirección de Ganadería. En este sentido, el Tribunal de cuentas detectó que una gran cantidad de cheques cobrados, no fueron registrados de manera contable.

De esta manera la Revisión del Tribunal expresó que “se ha verificado en la Contaduría General de la provincia que Narváez y Lois fueron quienes manipularon las conciliaciones bancarias. Además, en las contestaciones se ha descripto el modus operandi, que fue una manera más deevadir los controles del procedimiento de conciliaciones bancarias, desviando pagos autorizados a distintos proveedores y desviando los fondos”.

Por otro lado, también se descubrió una duplicidad en la facturación de servicios a la Comisión Provincial de Sanidad Animal Mendoza (COPROSAMEN). Muchos de los comprobantes de facturas, explica el Tribunal de Cuentas, no estaban firmados por los responsables, ni incluidos en las piezas administrativas, pero se pagaron.

No obstante, se detectó que se volvieron a facturar los servicios “de inspección del tráfico federal de productos cárnicos y lácteos, sus subproductos y derivados, que ingresan para consumo a la Provincia” durante enero a junio del 2013 –decreto 2523/13-, por un monto de 3,5 millones de pesos.

Finalmente, el último punto del organismo de control se refiere a una “falta de rendición de la inversión de un subsidio” a la Cámara de Comercio de General Alvear, para la Fiesta de la Ganadería del 2014.

Aquí se explicitó que hubo una falta de acreditación del pago, de rendición de la inversión del subsidio, y en algunos casos de pagos duplicados, como por ejemplo 70.000 pesos para la contratación del sonido, iluminación y pantallas led por El Molino SRL; o también el pago de 49.000 pesos en gastos de servicios de vigilancia y de control de accesos, en los cuales no quedó evidenciado que se haya prestado dicho servicio, ya que también se contrató con la Policía de Mendoza por la presencia de 76 uniformados por solo 32.567 pesos. “No existe relación entre lo pagado ya que de ambas facturas no surge la cantidad de personas ni horas contratadas”, afirmó el Tribunal.

En paralelo a la decisión de la Justicia, el Tribunal de Cuentas citó y emplazó a los cinco imputados, más al subdirector de la Dirección de Ganadería, Darío López; el contador General de la Provincia José Caviggia; y al ex presidente de la Cámara de Comercio de Gral. Alvear, Ariel Romero; para que se defiendan y presenten información y datos al respecto.

 

Fuente sitioandino.com

Dejar respuesta