Otra ablación de órganos en Alvear

0

Mendoza continúa tercera en el país en realizar operativos de ablación y trasplantes de órganos y la tasa de trasplantados está por encima de la media nacional.

 

En la provincia hay 453 pacientes que esperan comenzar una nueva vida a partir de un trasplante y más de 50.000 mendocinos que formalizaron el trámite para que sean considerados donantes.

En Alvear se dio otro caso testigo de esa situación, dos equipos del Incucai, uno de Córdoba y otro mendocino, arribaron al departamento sureño para efectuar una ablación multiorgánica en una donante de 47 años que murió tras sufrir un derrame cerebral.

La mujer estaba hospitalizada desde el lunes a la noche pero con el correr de los días la condición fue empeorando hasta que se tornó irreversible y recién ayer la familia dio el consentimiento corroborando la voluntad que había manifestado en vida la madre de dos hijos.

“La actitud de una familia permite que otra persona siga viviendo, han tenido un gesto de solidaridad y altruismo muy importante”, destacó la doctora María del Carmen Padula, a cargo del operativo de ablación.

Mientras la tasa de trasplantes en el país está en 4 puntos por millón, en la provincia esa cifra asciende a 6,6 por millón.

“La sociedad mendocina va interiorizándose cada vez más y el caso de Alvear es otro más que sirve para derribar miedos y mitos porque para que se produzca la donación, antes la persona ha sido tan bien atendida en una terapia intensiva que precisamente está en condiciones de ser donante”, comentó la doctora Laura Maratta directora del Instituto Coordinador de Ablación e Implante de Mendoza (Incaimen).

El operativo en el Alvear comenzó después de la una de la tarde y se llevó a cabo en el hospital Enfermeros Argentinos. Los órganos ablacionados fueron córneas y riñones que estuvieron destinaron a pacientes urgidos de un trasplante en Cuyo y el hígado fue para una persona que está en emergencia nacional en Córdoba.

La ablación se concentró únicamente en esos órganos siguiendo cuatro premisas básicas: la región donde se procura, la compatibilidad entre el donante y el receptor, la situación clínica del paciente y la antigüedad en lista de espera.

“Si no, los órganos no se tocan y eso es otra muestra de la seriedad del sistema”, sostuvo Maratta.

Sin pista habilitada

Para acotar los tiempos de isquemia (lapso transcurrido entre que se extrae el órgano y se lo implanta) los equipos médicos se trasladaron en avión. Sin embargo un trayecto de 90 kilómetros debieron realizarlo por vía terrestre.

La policía y personal municipal en coordinación con la dirección del hospital habían montado un operativo en el aeródromo local para permitir que la aeronave arribara y despegara desde el departamento, no obstante todo quedó en la nada cuando el piloto decidió aterrizar en San Rafael.

Pese a que la pista alvearense está asfaltada y tiene las dimensiones apropiadas, fue descartada porque no cuenta con la habilitación de la Fuerza Aérea.

Dejar respuesta

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.