DePaolo: «Las regalías del petróleo se deben repartir…»

0

A partir de la preponderancia que ha tomado en la opinión pública y en los espacios periodísticos el tema de la distribución de las regalías hidrocarburíferas, el intendente alvearense realizó declaraciones sobre el tema.

De Paolo dice que según la aplicación actual, resultan más enriquecidos los llamados departamentos “grandes”, que en realidad no son los más grandes, sino los más poblados. Ante esta situación, el Intendente presentó un proyecto en 2004 para solicitar una distribución con equidad territorial en la provincia de los beneficios de coparticipación para que su departamento, al igual que muchos otros, no se vea eternamente desfavorecido.

«Alvear apuesta a que las políticas públicas se orienten al mejoramiento de todos los municipios, prevaleciendo un mayor ritmo de avances en aquellos con peores condiciones sociales, económicas e institucionales, teniendo en cuenta la dispersión territorial», expresó. De Paolo considera necesario que se reabra el debate posibilitando una distribución más justa de los recursos que permita equidad territorial e igualdad de oportunidades, acortando brechas entre los grandes centros poblados de la provincia y aquellos departamentos más alejados del km 0 de la Capital.

“La distribución actual no permite el desarrollo de los departamentos más pequeños poblacionalmente, lo cual provoca el éxodo, especialmente de los jóvenes, hacia el Norte en busca de oportunidades, que no siempre están presentes. La superpoblación en estos grandes centros urbanos conlleva a la formación de asentamientos, villas, a acentuar la inseguridad, el colapso de los servicios de transporte, entre otras cosas”, enfatizó el jefe comunal alvearense.

Las reformas impulsadas por Juan Carlos De Paolo apuntan a la reapertura de la discusión sobre los criterios aplicados en la repartición de los fondos. El “cacique” sureño insiste en que la distribución se realice en base a indicadores, tales como la inversa de la población (departamentos como La Paz, Santa Rosa, Lavalle, etcétera, a comparación de otros, tienen poca cantidad de habitantes); por el nivel de desarrollo humano alcanzado; la cantidad de planes sociales; por las necesidades básicas insatisfechas; por la inversa de la densidad poblacional y la dispersión territorial (San Rafael tiene que responsabilizarse de las necesidades de distritos como Punta de Agua y El Sosneado -ubicados a más de 150 km de la villa cabecera-, al igual que General Alvear de La Mora y Corral de Lorca –situados a 90 km de la Ciudad-, lo cual implica el desarrollo de una logística que encarece el servicio a prestar); y, por un coeficiente de accesibilidad como es la distancia al km 0 de la Capital (Alvear se encuentra a 320 km).

“El Justicialismo ha generado siempre mayores posibilidades para todos. Cuando hablamos de federalismo, se habla también de manejo de recursos para el desarrollo de planes de gobierno. Yo quiero una Mendoza armónicamente desarrollada y la distribución de las regalías es una oportunidad que tenemos y deberíamos debatirla con una mirada estratégica, considerando qué modelo de provincia queremos”, concluyó Juan Carlos De Paolo.

 

 

Fuente Diario Uno

Dejar respuesta

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.