Mas detalles sobre los detenidos con drogas

0

Un joven de 19 años fue detenido por efectivos de la delegación de Narcocriminalidad de General Alvear el miércoles en la noche por vender estupefacientes dentro del colegio al que concurre.  El inusual procedimiento tuvo lugar alrededor de las 22 del miércoles, luego de observar una venta que realizó el imputado a través de las rejas del patio de la escuela 4-202 Río Atuel a un menor de 17 años que estaba en la calle y fue aprehendido a pocos metros por los pesquisas. Allí secuestraron dos porros de marihuana y con la autorización del juez federal, los policías ingresaron al establecimiento para proceder a la captura de Martín Del Pozzi, de 19 años, que cuenta con variados antecedentes por delitos contra la propiedad y es alumno de octavo año de la institución, donde ya registraba algunas quejas por su comportamiento en horario de clases, según manifestaron desde la misma escuela.
En el colegio
El joven ya había ingresado al curso cuando los efectivos se comunicaron el director, identificado como Flavio Mahia, y procedieron a desalojar el aula para luego detenerlo sin que ofreciera resistencia, junto con un compañero menor de edad que luego fue liberado.
Llamó la atención de los docentes y de los propios policías que los demás estudiantes, lejos de molestarse por la intromisión durante la clase, aplaudieron el procedimiento desde que entraron y hasta que Del Pozzi fue retirado del establecimiento.
«Afortunadamente contamos con la colaboración total de los directivos y por eso se pudo llegar a buen puerto» relató el inspector Marcelo Sepúlveda, de la División Narcocriminalidad.
En total no fue una gran cantidad de droga la secuestrada ya que no superaba los 30 gramos en dos bochas compactadas más algunos cigarrillos, pero sí se pudo comprobar la comercialización dentro del edificio y en horario escolar, lo que comprometería seriamente la situación legal del imputado que ayer fue puesto a disposición del juzgado federal sanrafaelino.
Abatidos
«Los docentes nos sentimos muy abatidos» se lamentó el director del colegio. «Lo recibimos (en referencia al alumno) hace poco más de un mes porque lo habían echado de todos los demás nocturnos y tratamos de encauzarlo para que estudie y tenga un futuro, evidentemente no logramos tocarle el corazón; al menos por ahora», agregó el docente.
Del Pozzi ya había sido sancionado por lo que Mahia catalogó como una conducta «extraña» en clases y el resto de sus compañeros se sintieron también muy afectados por lo que saben que les significará una mancha social muy profunda.
«Los pibes son muy francos y están muy enojados, por eso actuaron como actuaron», explicó en relación a los aplausos mientras detenían al joven.  De todas formas, el director se esperanzó con que en algún momento, si se resuelve su situación legal, pueda continuar estudiando, porque «a nadie le sirve el chico fuera de la institución y el secundario es obligatorio», dijo el docente.

 

Fuente: diario Los Andes

Dejar respuesta

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.