Si hay menores en los boliches, pagarán multa los padres

0

Además de la eliminación del tope horario para entrar a los boliches y la prolongación de la hora de salida, entre los principales cambios que el Gobierno impulsa para la ley de Diversión Nocturna se destaca uno que, aún sin haber sido aprobado, ya ha despertado grandes disputas.

Se trata de la iniciativa de sancionar con multas económicas y trabajo social a los padres de los chicos menores de 18 que sean encontrados en los locales bailables.
Mientras que algunos bolicheros y los propios jóvenes consultados por Los Andes coincidieron en que está «perfecto» que se castigue a los progenitores, otros y hasta el ex coordinador de Diversión Nocturna durante el gobierno de Julio Cobos, Néstor Majul, agregó que no sólo habría que apuntar a los padres de los chicos, sino también al boliche que les permitió ingresar.
También hay diferencias entre los empresarios de los boliches en lo que se refiere a quitar el horario tope de ingreso.
Responsabilidad familiar
Tal como anticipó diario Los Andes en noviembre del año pasado, una de las modificaciones para la ley de Diversión Nocturna apunta a hacer responsable a los padres por los comportamientos inadecuados de sus hijos.
«Hemos pedido que haya un cambio en el artículo 63 del Código de Faltas para que se haga responsable a los padres de los menores de 18 que sean encontrados por los inspectores de los boliches», destacó la titular de la Dirección de Juventud, Yamila Cerezo, quien agregó que la sanción contemplaría una multa de entre mil y tres mil pesos, además de la obligación de realizar trabajos sociales durante cuatro fines de semana.
Frente a esta iniciativa, las opiniones de los empresarios de boliches fueron de lo más variadas.
Daniel Batiz, uno de los encargados del boliche Al Diablo, consideró que «está perfecto que se sancione a los padres, porque deben saber siempre dónde están sus hijos y son ellos los que deben responder por los chicos».
Por su parte, Juan Pablo Pinti -de Iskra- también se refirió a la idea, aunque consideró que es bastante complejo determinar las responsabilidades «porque muchos chicos entran con cédulas truchas».
Los otros cambios
Otros de los potenciales cambios planteados por el oficialismo están vinculados a la posibilidad de que no haya un tope horario para entrar a los boliches, hoy fijado a las 2.30, y la idea de extender el horario de cierre del boliche que hoy está fijado a las 5.30 hasta las 6.30, aunque manteniendo el horario de cese de venta de alcohol -4.30.
Para Luciano Franchetti, encargado de Óptimo, la medida de levantar la taquilla sería «buenísima», ya que -según él mismo explicó- hasta ahora el límite de las 2.30 complicó los planes de mucha gente que quería ir a bailar.
En la misma sintonía que Franchetti, Batiz -de Al Diablo-también celebró la posibilidad de que el horario de ingreso a los locales sea irrestricto, alegando que calmaría la situación a la entrada y todos podrían ir a bailar. En tanto, el encargado de Al Diablo, también se mostró partidario de estirar 60 minutos el horario de cierre, ya que también descomprimiría la salida.
Pero Pinti, de Iskra, consideró que ambos cambios no son tan buenos. «Si se levanta la taquilla, va a volver a ser todo un caos. De esta manera, a las 2.30 ya está toda la gente adentro. Pero si se da marcha atrás, se fomenta la conducta de que los chicos vayan de gira por todos los boliches durante toda la noche y vayan llegando borrachos», indicó.
Los jóvenes, por su parte, se mostraron más que conformes con estos cambios. «Me parece muy bien que no haya una hora tope de entrada, así uno puede ir a bailar cuando quiere. Y sobre la salida, también me parece correcto que se estire una hora», destacó Daniel Galíndez (22), de Godoy Cruz.
Por su parte, Cerezo indicó que además de la idea de sancionar a los padres y los cambios en los horarios, hay otras modificaciones como, por ejemplo, sancionar con multas de hasta 25 mil pesos y clausuras de hasta por 90 días a aquellos locales que promuevan fiestas con bebidas alcohólicas libres.

 

Dejar respuesta

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.