Habrá que usar agua a cuenta gotas

0

Mientras en algunas viviendas de Alvear y do todo el sur mendocino se sigue regando el patio y lavando el auto en la siesta, o peor aun, poniendo el aspersor en la calle a las 15, en El Nihuil ya se empezó a notar la falta de agua y los anuncios no son para nada alentadores con respecto a lo que se viene para este verano. «La demanda

de agua va a estar muy al límite de la oferta y seguramente vamos a tener inconvenientes, van a registrarse problemas de abastecimiento en la población y tendrán también baja presión», afirmó Mario Salomón, investigador asociado del Laboratorio de Desertificación y Ordenamiento Territorial del Instituto Argentino de Investigaciones de las Zonas Áridas (Iadiza).
Desde ese instituto consideran que hay que restringir más el uso del agua y prohibir el lavado de autos y riego de veredas «si no vamos a tener que tener turnos para bañarnos o cocinar». Asimismo, María Elena Abraham, directora del Iadiza indicó que en «Mendoza se siente la sequía, llevamos varios años sin superar la media de 200 milímetros anuales por precipitaciones».
La preocupación de los investigadores no es nueva, pero la sequía producida en Córdoba; una vez más instaló en los medios el debate por cómo se maneja y distribuye el agua en Mendoza.

Dejar respuesta

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.